24/1/13

Podéis matarme chicas...

... Tenéis mi permiso para matarme, de verdad os lo digo, porque llevo siglos sin aparecerme, y mira que os prometí que volvería. Pero estoy realmente estresada. No me imaginaba que esto de la universidad me iba a estresar tanto. ="(

Lo primero, feliz año (ultra atrasado). Y lo segundo es que... ¡Estoy de vacaciones! Si, pero son vacaciones para estudiar: divertido, ¿eh?. Hoy os voy a hacer una entrada super corta enseñándoos mis regalitos navideños y contando el por qué de mi ausencia.

Pues bien, mis regalitos fueron los siguientes:

Todo lo que salió durante estos últimos meses de mi grupo favorito, McFly: su autobiografía (en inglés, para ampliar vocabulario), The Dinosaur that pooped Christmas (un cuento infantil escrito por dos de ellos) y el disco recopilatorio.
Como tengo una obsesión mala sana con estos cuatro hombres lo pedí mucho antes de navidad y por ahora no he pasado del primer capitulo del libro con lo ocupada que estoy, pero en cuanto vuelva a ser libre... ¡A leer mucho!

Este fue mi regalo de reyes (porque nosotros normalmente nos los damos en Nochebuena que es cuando está la mayoría de la familia, aunque este año ni eso porque mis tíos estaban en plan de no dar regalos y solo nos dinero dinerito a mis hermanos y a mí).
Son una esponja (que ya la dejaré con el resto de peluches de la Kitty porque me da penita usarla de esponja para luego tirarla), una colonia de vainilla y cashmere que huele que te mueres de bien y una cajita de tiritas de mi gata favorita. El cubo rosita, que no sé ve muy bien en la foto, también venía en el lote.


Este cojín me lo regalaron mis amigos, puesto que hacemos intercambio de regalitos. Y es que en cuanto lo ví en el primark dije: ¡Tiene que ser mio! Y como iba con uno de ellos pues... volvieron un día solitos y me lo compraron. ¡Es genial!

También cayeron más cosas, pero no tengo fotos: un bolso, también de hello kitty muy mono; collares y creo que ya... El resto fue dinero que ahí tengo ahorrado y aunque tengo ganas de rebajas, no me apetece gastarlo.

Y yo que me esperaba un ipod touch para estas navidades, ¡qué inocente soy!

También hice tarta de zanahoria por Nochevieja y cuando se lo dije a mi madre puso una cara de asco... pero llegó mi hermano a la noche y dijo: "¡Oh es mi tarta favorita". Y podéis imaginar mi cara, que yo la hice por hacer, porque la probé una vez y me encantó.
Pues luego resultó que la tartita le gustó a todo el mundo, y no es porque la hiciese yo, pero estaba muy buena.

Mira que odio las nueces, pero así con la frost de queso... ¡Mmm!

Y bueno, los motivos de mi ausencia creo que son obvios: universidad, universidad y más universidad. No sabía que me agotaría tanto, y eso que este cuatrimestre solo tengo tres asignaturas, imaginaos el que viene que tengo cinco...

Por ahora solo he tenido un examen (aprobado, y eso que yo me esperaba un cero tan grande como una catedral), pero hubo trabajos (ya acabados, por suerte) y como que me quitaba mucha energía y ganas.
Así que, en cuanto se acabe la semana de exámenes (que en mi caso solo es del 4 al 8 de febrero) volveré con las pilas cargadas a tope.

Y no me olvido de la campaña que tengo por ahí pendiente, ¿eh? También me pondré a ello, así que no os preocupéis.

Gracias por el apoyo, que sé que os habéis seguido metiendo de cuando en cuando por aquí a ver si había alguna novedad...

Por cierto, ahora que caigo en la cuenta, hace unos días (el martes en concreto), el blog hizo ya un añito, aunque cuando empezó a coger algo de fama fue ya para la primera, aún así... ¡Un año con blog! No me lo creo ni yo ^^

¡Un besazo!



Recuerda que puedes seguirme en...
Remember you can follow me at...